jueves, 2 de agosto de 2012

Nuestra Señora del Tránsito



Anónimo, s.XVII
Convento del Corpus Christi - Clarisas Descalzas
Zamora


Advocación de las más conocidas y veneradas de la diócesis zamorana. La imagen está vinculada a la fundación del convento a finales del s.XVI. El mismo se fundó por deseo de Ana Osorio de la Ribera, que en su testamento dejó los bienes necesarios para la misma, trayendo monjas clarisas de Gandía, entre la que destacaba Ana de la Cruz, primera abadesa del cenobio. Todo parece ocurrir el 2 de mayo de 1619, pocos años después de la fundación, la abadesa echa de menos una imagen de la Virgen dormida, iconografía muy habitual en el Levante español, por influencia oriental, ya que el dogma católico no trata la dormición de la Virgen sino solo su Asunción a los cielos en alma y cuerpo. La abadesa no le confió a nadie sus deseos, pero un día unos peregrinos aparecieron a las puertas del convento solicitando un lugar donde pasar la noche. A cambio, los peregrinos tallarían la imagen de una Virgen dormida, con la condición de disponer de una habitación en la cual nadie podría entrar hasta que terminaran. Las monjas aguardaron, pero una de ellas cedió a la tentación y miró por la cerradura de la puerta. En ella vio a dos ángeles adorando la imagen que enseguida desaparecieron, dejando la hermosa talla de la Virgen. Algunas variables de la leyenda indica que como dicha monja se adelantó, a la imagen le faltan algunos dedos del pie, pero este detalle no es cierto, ya que la imagen está completa. Posiblemente esta idea nació del hecho de que la Virgen siempre va calzada con ricas sandalias, y cuando las mismas se veneran, la Virgen calza otras sin dejar nunca ver sus pies.

La talla fue en realidad una imagen venerada en la clausura por las monjas y posiblemente solo expuesta al pueblo durante los cultos de la Asunción. En 1747 se expuso ya de forma continuada en el templo en una capilla lateral, lo que hoy corresponde al coro bajo utilizado por las monjas. En frente, se abrió una ventana desde la cual los zamoranos podían venerarla desde la calle, ganando una devoción creciente, que hizo que en 1899 se reformara todo el ábside para construir un nuevo camarín, siendo alzada la imagen al altar mayor, tal y como hoy está. El proyecto no se pudo terminar, luciendo hoy sin la torre que se iba a alzar sobre el ábside. En el pasado siglo se pretendió declarar a la Virgen del Tránsito como patrona de Zamora, sobre todo ante la acuciante decadencia de la devoción a la Virgen de la Concha, pero este deseo nunca llegó a plasmarse en ningún documento válido. Posteriormente, se ha pretendido que la Virgen es patrona de la diócesis y no de la ciudad, resguardando así el patronazgo de la Concha, pero tampoco ha habido nunca una declaración oficial fuera de la devoción que el pueblo y el clero le tienen a la imagen. La talla está vinculada de forma especial con el Cabildo de la Catedral, siendo así una imagen capitular que solo sale a la calle ante la petición del Obispado o del Cabildo, siendo estas muy escasas.

En los los siglos anteriores tenemos constancia de las siguientes salidas:

- En 1693 por devoción del chantre de la Catedral, Diego de Vega Portocarrero, con traslado a la Catedral en las vísperas, solemne Misa el 15 de agosto y solemne procesión.
- En 1747 por el inicio de las obras de la que iba a ser su capilla.
- En 1885 por el cólera morbo, acompañada por los restos de san Atilano y san Ildefonso y la bendita Cruz de Carne.
- En 1896, para pedir la lluvia y el final de la Guerra de Cuba.
- En 1897 por su entronización en el Altar Mayor.
- En 1918 por la gripe.
- En 1919 por su centenario.
- En 1931 por el XV Centenario del Concilio de Éfeso en el que se declaró materia de fe la creencia en que María es Madre de Dios.
- En 1936, para pedir la paz en el inicio de la Guerra Civil.
- En 1939, por el fin de la Guerra Civil.
- En 1945 por la sequía y la paz durante la Segunda Guerra Mundial.
- En 1950 por el dogma de la Asunción.
- En 1974, para preparar el Año Santo de 1975, convocado por el papa Pablo VI.
- En 1979, con motivo de los Congresos Mariológicos Internacionales que se celebraron en España.
- En 1988, por la celebración del Año Mariano.
- En 2000, por el Gran Jubileo de la Redención, participando en el Rosario de la Aurora que se celebra a finales de mayo.
- En 2011, por la Misa de Envío que cerró los "días en la diócesis" de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid.

Su fiesta se celebra el 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora. Los días previos tiene lugar una concurrida novena, cerrando el día 16 la veneración de las sandalias de la Virgen.









*



* Foto del Heraldo de Zamora, 13 de mayo de 1939.


Otras entradas:

15 - 08 - 2011 REPORTAJE: Procesión extraordinaria de la Virgen del Tránsito (aquí)
13 - 08 - 2011 REPORTAJE: La Virgen del Tránsito en el paso (aquí)

01 - 01 - 2013 REPORTAJE: Belén del convento del Tránsito (aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario