sábado, 23 de noviembre de 2013

Santo Sepulcro



Ramón Núñez, 1927
Cofradía Penitencial del Santo Sepulcro, Archicofradía de las Cinco Llagas 
de San Francisco y cofradía de San Juan Bautista
Palencia


Imagen tallada para sustituir un antiguo Cristo barroco que se utilizaba en las funciones del Desenclavo. Desfila en el interior de una urna realizada en caoba americana, bronce y cristal, portada en andas por 10 cofrades. Preside la procesión del Santo Entierro cada tarde de Viernes Santo, siendo venerado en la capilla de la cofradía. 

La actual cofradía es el producto de la fusión de varias hermandades, tomando como matriz la cofradía de San Francisco, fundada en 1407, y vinculada al convento de dicha orden. Entre las hermandades fusionadas se encontraba la cofradía de la Quinta Angustia, momento en que tal vez se configurara como corporación penitencial. En 1586, en las nuevas reglas que se aprobaron, consta ya la procesión en la noche del Viernes Santo, instituyéndose el acto del Descendimiento un siglo después (recuperado en 2003). En 1913 tiene lugar la última fusión con la cofradía de San Juan Bautista, trasladándose a su ermita y palacio en 1921, donde actualmente se levantan la capilla y la casa de hermandad. La cofradía organiza diversas procesiones a lo largo de la Semana Santa: el Domingo de Ramos la procesión con la Borriquilla; en la madrugada del Jueves Santo el desfile de la Quinta Angustia; y en la tarde del Viernes Santo, tras la función del Descendimiento, la procesión del Santo Entierro. El patrimonio artístico de la cofradía reúne diversas imágenes como el Santo Sepulcro, titular de la cofradía junto a San Francisco y San Juan Bautista; el Cristo del Perdón, el Cristo del Desenclavo, la Quinta Angustia, la Dolorosa, y los grupos escultóricos de "La entrada de Jesús en Jersualén", "El Calvario de Jesús" y "El descendimiento". Los cofrades visten túnica blanca con la cruz del Santo Sepulcro. 


Bibliografía:

La Semana Santa en Castilla y León. 1993. Junta de Castilla y León.

Web oficial de la cofradía del Santo Sepulcro (aquí)




Otras entradas:

02 - 03 - 2013 VÍA CRUCIS DE PALENCIA: El Santo Sepulcro (aquí)

domingo, 17 de noviembre de 2013

Cristo de la Vera Cruz




Anónimo, antes de 1565
Parroquias de Toro
Toro (Zamora)


Imagen realizada en Nueva España (Méjico) y donada a la cofradía de la Vera Cruz por el cirujano Pedro Arias de Benavides en 1565. Realizado en papelón, muestra un estilo más propio de una corriente hispano-flamenca que del arte que se desarrollará en la América hispana, según indica José Navarro Talegón. Su donante impuso una serie de condiciones para concretar la donación: solicitó la entrada en la cofradía sin pago alguno, no ser obligado a la disciplina, a la asistencia a los cabildos ni a los entierros, así como ostentar el derecho a portar el Cristo en las procesiones de penitencia, acompañado por dos cofrades que él designaría, así como el derecho de sucesión en su hijo o en su sobrino. Posiblemente, en el siguiente siglo, se portaría ya en unas andas como el resto de los grupos escultóricos con los que desfilaría la cofradía. La imagen pronto acapararía la devoción de los toresanos, siendo instalado en un nicho en el templo de San Francisco el Grande, y no en el claustro como primeramente se decidió. En el siglo XVIII la cofradía mandó tallar un nuevo retablo para la imagen, el cual fue trasladado a San Sebastián cuando la cofradía tuvo que abandonar el convento por la invasión francesa. Actualmente se expone en la iglesia-museo del Santo Sepulcro.

La Hermandad Penitencial de la Vera Cruz debe fundarse a finales del siglo XV en el convento de San Francisco, conservándose una alusión a esta hermandad en las primeras reglas de la cofradía de Santa María de la Concepción y de la Luz de 1502, fundada en el mismo convento, y que recogía la obligación de sus cofrades de asistir confesados a la procesión del Jueves de Cena para alumbrar a los penitentes de esta cofradía. Organizaba su procesión en la tarde-noche del Jueves Santo, haciendo estación en la Colegiata y en la iglesia parroquial de San Julián. Participaban tanto hermanos de luz como de sangre, costumbre que se prohibió en el sínodo de Zamora de 1768. Esta cofradía la integraban personas de muy diferente condición social, desde linajes nobles de la ciudad hasta gentes más sencillas, y también mujeres y hasta monjas de clausura del convento de Santa Clara, aunque no ostentaran cargos o se flagelaran. Celebraba, como es habitual en estas corporaciones, una fiesta de gloria el 3 de mayo, con solemnes cultos y procesión. Como dato curioso, desfilaba en esta cofradía un paso formado por personas de carne y hueso, configurado por la representación de Cristo, san Juan, un centurión y tres sayones. Contra esta tradición luchó de manera particular la jerarquía eclesiástica, aunque se encontró con la defensa encarnizada de a cofradía, la cual al final tuvo que ceder suprimiéndolo en 1627. A finales del siglo XVIII la cofradía comienza a sufrir un importante declive, afectándole de manera importante la ocupación francesa del convento de San Francisco entre 1806 y 1813, quedando parcialmente arruinado su templo, hasta que en 1835 queda definitivamente desamortizado. La cofradía en 1812 queda establecida en San Sebastián de los Caballeros, donde celebrará sus cultos y procesiones, recuperando en 1826 la fiesta del 3 de mayo tras 19 años sin celebrarla. En los siguientes años volverá a quedar sin actividad, refundándose en 1885 con su unión a la cofradía del Santísimo de la iglesia de San Sebastián, tomando el nombre de cofradía del Señor y la Cruz, y recuperando la procesión del Jueves Santo (denominada popularmente como del Tropel) con los pasos de La flagelación, La oración en el Huerto y una dolorosa cedida por la iglesia del Santo Sepulcro. En 1897 la cofradía nuevamente se encuentra sin actividad, pretendiendo que se recupere la procesión del Jueves Santo al fusionarla con las cofradías del Señor de los templos de Santa Marina y Santo Tomás. De nuevo establecida la cofradía, en la década de los 50 realizará su última procesión penitencial el Jueves Santo, quedando desde entonces sin actividad alguna. Sus antiguos pasos eran: La oración en el Huerto, La flagelación, Jesús Crucificado, la Virgen de las Angustias, y la Exaltación de la Cruz, conjunto que integraba la Cruz y el emperador Constantino y su madre santa Elena arrodillados, realizado en 1623. Su túnica era negra con caperuz morado y cruz blanca al pecho.


Bibliografía: 

La Semana Santa en Toro. José Camarón Valderas. 2007.

El convento de San Francisco en Toro. La Opinión de Zamora. Ver aquí

La cofradía de la Vera Cruz de Toro: aspectos históricos-artísticos. José Navarro Talegón. Actas del IV Congreso Internacional de Hermandad y Cofradías de la Santa Vera Cruz. 2009.

1885: La cofradía del Señor y la Cruz y la procesión del Tropel del Jueves Santo. Roberto Castaño Joaquín. Revista Toro Cofrade. 2014.





Otras entradas:

La flagelación (aquí)

domingo, 10 de noviembre de 2013

Nuestra Señora del Sagrario



Anónimo, s.XVI
S.I. Catedral Metropolitana de Nuestra Señora de la Asunción
Valladolid


Imagen de la Virgen hallada el 13 de marzo de 1602 dentro de los muros de la antigua Colegiata, durante unas obras que se realizaban en la capilla de San Miguel. El hallazgo atrajo la devoción de los vallisoletanos, así como de la Corte que estaba establecida en esos años en la ciudad. Comenzó así a celebrarse su fiesta todos los años como conmemoración del hallazgo, siendo proclamada patrona del Ilustre Cabildo de la S.I.M. Catedral. La imagen ha participado en diversos rogativas y conmemoraciones: en 1668 en la inauguración de la nueva Catedral, en 1735 por la salud pública, en 1752 por la sequía o en 1755 por el terremoto de Lisboa. La imagen era portada en unas andas de plata, labradas en 1736 por Juan Álvarez Cartabio, siendo también entronizada en ocasiones sobre el carro triunfante del Corpus Christi. La talla se sigue venerando en una de las capillas laterales de la nave del evangelio, en un retablo de Eustaquio Bahamonde, tallado en 1788. Todos los días se celebra misa en su capilla, y sus cultos se siguen celebrando cada mes de marzo con un triduo en su honor.


Bibliogafía:

Nuestra Señora del Sagrario. S.I.M. Catedral de Valladolid. Blog Cofradías Sacramentales, de Gloria y Devocionales en Valladolid (aquí)

Virgen de San Lorenzo, patrona de Valladolid. Javier Burrieza Sánchez. 2007.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Nuestra Señora de las Angustias




 Anónimo, s.XVI
Parroquia de San Nicolás / Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias
Ávila





Imagen de la Piedad atribuida tradicionalmente a Gregorio Fernández, aunque dicha autoría parece no tener fundamento. Fue titular de una antigua cofradía de las Angustias, fundada en 1691 tras la donación de la imagen a la parroquia de San Nicolás, aunque los primeros documentos de la hermandad datan de 1708. Con la desaparición de la cofradía a principios del siglo XX, los jóvenes de Acción Católica la toman como referente en 1950 para una nueva procesión el Miércoles Santo. En 1956 se reorganiza de nuevo la cofradía, ocupándose esta de la organización del desfile, que recibirá el título del Silencio. Además de su procesión titular, la imagen participa en el desfile de la Pasión y Santo Entierro del Viernes Santo, alumbrada por su cofradía. La imagen se venera en el retablo de la epístola de la iglesia de San Nicolás, y cuando desfila, se le reviste con un manto. En el mes de septiembre, la cofradía celebra diversos cultos, concluyendo con una procesión por las calles del barrio con la imagen de la Virgen de las Angustias. Otros pasos de la cofradía son el Cristo de la Agonía y el Santo Cristo Arrodillado, los cuales participan también en el desfile del Miércoles Santo. Los cofrades visten túnica azul con capa y caperuz blanco, con el emblema de la cofradía en el pecho.


Bilbiografía:

Web oficial de la Junta de Semana Santa de Ávila (aquí)

La Semana Santa en Castilla y León. 1993. Junta de Castilla y León.


Otras entradas:



15 - 09 - 2015 REPORTAJE: Procesión de la Virgen de las Angustias (aquí)


lunes, 4 de noviembre de 2013

Redención



Mariano Benlliure, 1931
Cofradía de Jesús Nazareno, vulgo Congregación
Zamora


Grupo escultórico cuyo autor lo tituló con el nombre de "El Redentor camino del Gólgota", aunque posteriormente fue bendecido con el nombre de Redención. El misterio está formado por Cristo que carga con la cruz, Simón el cirineo que le ayuda, y María Magdalena, tendida en el suelo a los pies del Señor. El paso fue encargado por la cofradía tras una fuerte polémica con la Junta de Fomento de la Semana Santa. El 31 de marzo de 1931, Martes Santo, llegaba a la ciudad, siendo expuesto en el Museo Provincial. En su primera salida procesional salió cargado a hombros con banzos exteriores, pero tras esta experiencia, y debido al gran peso del grupo y la negativa impresión de las andas, se decidió ponerlo ruedas, tal y como sale en la actualidad. La mesa fue diseñada por Mariano Benlliure y tallada por Juan García, con representación de las virtudes teologales y las obras de misericordia. Resalta como detalle el espejo de la cruz, que hace de nimbo para la cabeza del Señor.

La cofradía se funda el 13 de mayo de 1651, a imitación de otra anterior de la cual también asumió el nombre: Congregación de Nazarenos. Si la anterior tenía su sede en San Vicente Mártir, ésta se constituirá en San Juan de Puertanueva, donde todavía hoy radica. Mantuvo la idea original de subir hasta el Calvario de la ciudad a las afueras de la muralla, provocando un conflicto con el Cabildo de la Catedral ya que éste consideraba que la nueva cofradía no era tal si no una continuación de la anterior, por lo cual, tenía obligación de asistir a la Catedral antes de subir al Calvario. Aunque en un primer momento ganó el litigio la cofradía, posteriormente lo perdió viéndose obligada a asistir a la Catedral. En el Calvario, que en origen era un vía crucis, se tenía la costumbre de separar a la Virgen de la Soledad del resto de la procesión para representar el encuentro entre el Hijo y la Madre, costumbre que se fue modificando hasta actualmente convertirse en la reverencia que todos los pasos hacen a la Virgen tras el descanso en la Avenida de las Tres Cruces. La túnica de la cofradía no ha variado desde sus orígenes, siendo la única hermandad que obligaba a sus hermanos a vestirla. Es de holandilla negra con caperuz romo, portando los hermanos una cruz negra y medallón con el emblema de la hermandad. Los pasos de la cofradía son: Camino del Calvario, la Caída, Redención, las Tres Marías y San Juan, Jesús Nazareno, la Verónica, La Desnudez, la Crucifixión, La Elevación, la Agonía y la Virgen de la Soledad.




Otras entradas:

La Semana Santa de Zamora en el s.XVII (aquí)

Jesús camino del Calvario (aquí)
La caída (aquí)
Las tres marías y san Juan (aquí)
Jesús Nazareno (aquí)
La Verónica (aquí)
La desnudez (aquí)
La crucifixión (aquí)
La elevación de la cruz (aquí)
La agonía (aquí)
La Virgen de la Soledad (aquí)

sábado, 2 de noviembre de 2013

Cristo de la Caridad



Anónimo, s.XVI
Cofradía del Cristo de la Caridad
Alaejos (Valladolid)


Crucificado que se venera en la iglesia parroquial de San Pedro, en un altar lateral adornado con los emblemas de la Pasión de Cristo. Se tiene constancia de la existencia de su hermandad desde el siglo XVI. Sus cultos se celebran durante el Carnaval, iniciándose el triduo en su honor el domingo y finalizando el martes con una procesión por las calles del pueblo. Desfila ataviado con el tradicional velo que reviste su cruz. 




Otras entradas:

Santo Entierro (aquí)