sábado, 22 de agosto de 2015

REPORTAJE: Traslado del Cristo de las Batallas




27 de septiembre de 2009

Cofradía del Santísimo Cristo de las Batallas

Toro (Zamora)



Tras la restauración de la imagen del santísimo Cristo y su exposición en la Colegiata, se decidió trasladarlo de nuevo a su ermita en procesión, rezando las Cinco Llagas. Sería la primera vez en muchos siglos que la imagen es expuesta sin la peluca y el faldón.





























Cristo de las Batallas, patrón de Toro (aquí)


lunes, 10 de agosto de 2015

Virgen del Mar, patrona de Santander



Anónimo, sXII/XIV
Hermandad de la Virgen del Mar
Santander


Las referencias a la Virgen del Mar y a su ermita son muy antiguas. El templo, construido fuera de la villa de Santander y actualmente localizado en el barrio de San Román de la Llanilla o de Corbán, se fundó a finales del siglo XIV por don Gonzalo Fernández  de Pámanes, cuyo sepulcro se conserva en el interior de la iglesia. Se tiene constancia de la devoción de las gentes de Santander por la Virgen del Mar desde el siglo XV, cuando ya se tiene registrada el cumplimiento de un voto por parte de la villa y su bahía, que cumplía en la segunda feria de Pentecostés peregrinando hasta la ermita. Ya entonces, en 1489, se citaba a una antigua hermandad titulada de Santa María del Mar, aunque posteriormente esta se pierde. En 1590, la ermita fue saqueada por una fragata holandesa, la cual sufrió poco después una tormenta, decidiendo tirar al mar la sagrada imagen, la cual fue recogida en Laredo y devuelta solemnemente a su templo. Aún así, tanto las guerras con los franceses como con los ingleses, conllevaría el resguardo de la imagen en otros templos, así como la realización de rogativas por sequías y otros motivos. Al inicio de la Guerra Civil, la ermita fue saqueada e incendiada, pero la imagen de la Virgen se salvó gracias a unas devotas que la pudieron extraer del fuego y poner a salvo. A pesar de la antigüedad del patronazgo de la Virgen sobre la ciudad, en 1979 se renovó por parte de la corporación municipal. En 1994 se constituye la hermandad de la Virgen del Mar y el 25 de junio de 2005 fue coronada canónicamente por el obispo de Santander. Actualmente se sigue celebrando la fiesta de la Virgen del Mar el Lunes de Pentecostés.


Bibliografía:

Web de la hermandad de la Virgen del Mar (aquí)




sábado, 1 de agosto de 2015

Cristo de la Salud



Anónimo, 1669
Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental de la Pura y Limpia Concepción de la Santísima Virgen María, Ánimas Benditas del Purgatorio y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Salud, María Santísima del Refugio, Santa Cruz, Nuestra Señora del Patrocinio, Santa Bárbara y San Bernardo
Sevilla


El actual crucificado que es titular de la hermandad de San Bernardo, fue tallado para presidir el oratorio de la Escuela de Cristo, bajo el título del Espíritu Santo, que se encontraba en la actual calle Tetuán. Sobre su autoría no hay constancia documental, considerándose de Andrés Cansino, José de Arce o de Pedro Roldán, Tras recorrer diversas capillas, acabó en la Escuela de Cristo de la Natividad, anexa a la parroquia de Santa Cruz. Será allí cuando en 1938 lo solicite la hermandad tras la pérdida de sus imágenes titulares, que perecieron en el asalto violento de la parroquia el 18 de julio de 1936, en el marco de la persecución religiosa y al inicio de la Guerra Civil. Aunque el antiguo Cristo formaba un grupo con María Magdalena desde 1841, sustituida en 1886 por otra de José Ordóñez, con la actual imagen el crucificado siempre ha salido en solitario. Actualmente el Cristo de la Salud es venerado en un altar lateral de la parroquia de San Bernardo. Cada Miércoles Santo preside la estación de penitencia en un paso tallado en 1925 por José Gil.

La hermandad tiene como precursora un grupo de niños que en el barrio de San Bernardo en el siglo XVIII jugaban a sacar procesiones. Este grupo fue aumentando, adquiriendo imágenes y consolidando su procesión, hasta que en 1761 consiguen establecerse en la iglesia parroquial. Al año siguiente, procesionan con la imagen del Cristo de la capilla sacramental, y en 1763, con la el Cristo del convento de Portaceli y con una imagen propia de la Virgen, haciendo estación a la iglesia de San Benito el Lunes Santo. Será en 1764 cuando consigan la aprobación de sus reglas y realicen su primera estación de penitencia a la Catedral, siendo también aprobadas por el Consejo de Castilla en 1793. La hermandad tendrá diversas etapas de esplendor y decadencia, pero siempre estuvo vinculada a la parroquia de San Bernardo, donde se fusionó en 1815 con la hermandad de la Santa Cruz y Nuestra Señora del Patrocinio. En el siglo XX tuvo lugar un suceso trágico que afectará de forma importante a la hermandad. El 18 de julio de 1936, cuando se conoció la sublevación de una parte del ejército contra la República, una turba violenta asaltó la parroquia. Al no poder extraer la antigua imagen del crucificado, le asestaron varios hachazos para poder sacar la imagen al exterior y quemarlo en una pira junto al resto de imágenes y otros bienes de la hermandad. Aunque la imagen del Señor no fue consumida del todo por el fuego, unos individuos lo destrozaron a hachazos y nuevamente lo echaron al fuego. A pesar de todo ello, la hermandad siguió adelante y comenzó a rehacerse. En 1937 no pudo hacer estación de penitencia debido a la falta de imágenes, aunque sí conservó el antiguo paso del Señor, que prestó a la hermandad de la Amargura. En 1938, salió a la calle el Miércoles Santo con el cristo cedido en depósito por el arzobispado, que se encontraba en la Escuela de Cristo de la Natividad, y que tomaría la antigua advocación de la Salud. Aunque le fue cedida a la hermandad una dolorosa que fue titular de la Exaltación unas décadas antes, esta no convenció y se pidió a Sebastián Santos la hechura de una nueva, que fue bendecida el 1 de enero de 1939. Poco a poco fue desarrollándose y alcanzando mayor esplendor, fusionándose en 1967 con la hermandad sacramental. En 1945 la hermandad solicitó, a iniciativa de su hermano mayor, Antonio Filpo Rojas, el título de Muy Mariana para la ciudad de Sevilla. Actualmente, cada Miércoles Santo, la cofradía hace estación de penitencia con el Cristo de la Salud y Nuestra Señora del Refugio, vistiendo sus hermanos túnica morada con capa y antifaces negros.


Bibliografía:

Web oficial de la hermandad de San Bernardo, ver aquí

Compendio de las cofradías de Sevilla. Jesús Luengo Mena. Espuela de Plata. 2007.

La Semana Santa de Sevilla en el siglo XIX. Rafael Jiménez Sampedro. Abec. Sevilla, 2013.

La cofradías de Sevilla en la II República. Juan Pedro Recio. Abec. Sevilla, 2011.






Otras entradas:

16 - 04 - 2014 SEMANA SANTA 2014: San Bernardo (aquí)