viernes, 20 de octubre de 2017

Cristo de las Santas Gotas o de Burgos




Anónimo, s.XIV
Parroquia de San Gil / Real Hermandad de la Sangre del Cristo de Burgos 
y Nuestra Señora de los Dolores
Burgos






Una antigua tradición relata como esta imagen del crucificado fue traída a Burgos en el año 1207 por san Juan de Mata, fundador de la orden de los Trinitarios. La talla sería un regalo de un discípulo suyo, que reinaba como papa con el nombre de Inocencio III. El crucificado se hizo famoso por protagonizar un milagro en 1366, hecho que tuvo lugar durante el asedio de la ciudad en la guerra civil castellana entre el rey Pedro I el Cruel y Enrique de Trastámara, posteriormente Enrique II de Castilla. Como el convento donde se veneraba el crucificado quedaba lindero a la puerta de San Gil, comenzó a ser derruido, cayendo una piedra sobre la cabeza del cristo, el cual comenzó a sangrar. Se recogieron algunas de las gotas de sangre en un relicario, siendo desde entonces venerado por el pueblo. Durante los siguientes siglos, existió una fuerte competencia entre la orden de los Trinitarios y la de San Agustín por la advocación de Cristo de Burgos para sus crucificados, que culminó en 1806 cuando el rey Carlos IV se lo concedió al cristo de los Trinitarios. A pesar de ello, actualmente se conoce como Cristo de Burgos al que se venera en la Catedral, procedente del convento de San Agustín. Pocos años después, la invasión francesa obligó a trasladar el cristo a la parroquia de San Gil, para protegerlo de posibles profanaciones o de su desaparición material. Aunque posteriormente la imagen volvió al convento con los frailes, los procesos desamortizadores obligaron a su traslado definitivo a la parroquia en 1836, año desde el cual se venera en una capilla lateral de dicho templo. En el año 2007, la parroquia y la cofradía mandan tallar una réplica del cristo para la procesión del Domingo de Ramos y del 3 de mayo, fiesta de la Santa Cruz.

En 1592 se fundó la Cofradía Noble de la Sangre de Cristo, organizando una solemne procesión con el cristo y las reliquias de la sangre desde el convento de los Trinitarios en la tarde del Domingo de Ramos. Se tiene constancia de esta procesión hasta el año 1753, extinguiéndose la cofradía en 1770. En 1944 se funda una cofradía que retoma la devoción del cristo, incorporando además como titular a Nuestra Señora de los Dolores, talla venerada en la misma iglesia de San Gil. Actualmente, la cofradía organiza la procesión del Santísimo Cristo de Burgos el Domingo de Ramos, participando también con la imagen de la Dolorosa en la procesión del Encuentro del Jueves Santo y en la procesión de la Pasión del Viernes Santo. Los cofrades visten túnica y capuchón crema con la cruz trinitaria en el pecho, capa negra y faja de color negro.


Bibliografía:

R.H. de la Sangre del Cristo de Burgos y de Ntra. Sra. de los Dolores. Web Oficial de la Junta de Semana Santa de Burgos (aquí).

El Stmo. Cristo de Burgos. Nicolás López Martínez. Ediciones Aldecoa, 1997.

domingo, 17 de septiembre de 2017

REPORTAJE: Procesión extraordinaria de la Tercera Caída




16 de septiembre de 2017

Hermandad de Jesús en su Tercera Caída
Cofradía de Jesús Nazareno, vulgo Congregación

Zamora



Con motivo del 75 aniversario fundacional de la hermandad de la Tercera Caída, la cofradía
organizó una procesión extraordinaria con la primera imagen con la que desfiló, el nazareno 
del paso de La caída, propiedad de la cofradía de Jesús Nazareno, 
y con su actual titular, Jesús en su Tercera Caída.














































Imágenes sagradas:


 Jesús en su Tercera Caída (aquí)


 La caída (aquí)