jueves, 31 de enero de 2013

Virgen del Carmen de San Isidoro




José de Rozas, 1694 
Muy Antigua e Ilustre Cofradía de la Virgen del Carmen de San Isidoro 
Zamora 



La imagen de la Virgen del Carmen fue adquirida por la cofradía en 1695 en un convento de Valladolid, traída a Zamora y entronizada en la iglesia de San Isidoro, entonces parroquia, carácter que perderá en los siglos posteriores hasta ser asumida por la parroquia de San Ildefonso en el s. XX. Entre 1689 y 1694 la cofradía del Carmen se establece definitivamente en Zamora, viviendo diferentes épocas de esplendor y crisis, sufriendo a partir de la segunda mitad del s.XX una etapa de abandono, recuperándose en la década de los 90 hasta el día de hoy. La cofradía celebra un solemne novenario que precede a la fiesta del 16 de julio, jornada en la cual se organiza la procesión por las calles del casco antiguo.






Otras entradas:

16 - 07 - 2010 REPORTAJE: Procesión de la Virgen del Carmen (aquí y aquí)
16 - 07 - 2011 REPORTAJE: Procesión de la Virgen del Carmen (aquí)
07 - 07 - 2013 REPORTAJE: Novenario de la Virgen del Carmen (aquí)
16 - 07 - 2013 REPORTAJE: Procesión de la Virgen del Carmen (aquí)
16 - 07 - 2016 REPORTAJE: Procesión de la Virgen del Carmen (aquí)

martes, 29 de enero de 2013

Cristo de los Doctrinos



Anónimo - s.XVII-s.XVIII
Ilustre Cofradía de la Santa Cruz del Redentor y de la 
Purísima Concepción de la Virgen, su Madre
Salamanca



Crucificado que perteneció al antiguo Colegio de los Doctrinos, situado en la calle del mismo nombre. Una vez disuelto, esta imagen pasó a ser propiedad de la cofradía. Resalta como rasgo característico y poco habitual la posición cruzada del paño de pureza, común también al Cristo del Amor y de la Paz, titular de la hermandad del Jueves Santo.  Para desfilar, se compuso un Calvario formado con las antiguas imágenes del descendimiento (la Virgen de la Soledad, san Juan y la Magdalena), ocupando así su lugar el Viernes Santo en la procesión del Santo Entierro, tradición que se mantiene en la actualidad. En 1985, queriendo ocupar con otra procesión el Lunes Santo, la cofradía quiso desfilar en solitario con este crucificado, resaltando así la fuerte devoción que hoy tiene en la ciudad.

La cofradía se funda el 3 de mayo de 1506 en el monasterio de San Francisco, aunque sus orígenes se remontan al s.XIII, con una llamada Hermandad de Penitencia de Cristo. En 1525 se fusiona con la cofradía de la Purísima Concepción, advocación mariana que tomaría como titular y cuya imagen, obra de Gregorio Fernández de 1620, preside hoy el Altar Mayor de su capilla. La relevancia de la cofradía sería cada vez mayor, hasta el punto que el rey Felipe II en 1576 le otorgaría el privilegio de ser la única que pudiera organizar procesiones en las calles de la ciudad de Salamanca. Aunque ha protagonizado a lo largo de su historia diferentes desfiles penitenciales durante la Semana Santa, desde 1615 salen a la calle el Santo Entierro, precedido del Descendimiento, y la procesión de la Resurrección el Domingo de Pascua.

La Vera Cruz organiza a día de hoy diversos actos a lo largo de la Semana Santa. El Viernes de Dolores organiza el rezo y procesión popular del Vía Matrix con Ntra. Señora de los Dolores. El Lunes Santo, la procesión con el Cristo de los Doctrinos y la Virgen de la Amargura. El Viernes Santo se celebra el Descendimiento con Cristo Nuestro Bien. Por la tarde, en la procesión del Santo Entierro, la Vera Cruz desfila con los pasos de la Flagelación del Salvador, el Balcón de Pilatos (La Caña), Ntro. Padre Jesús con la Cruz a cuestas (Nazareno chico), La Caída de Jesús con la Cruz o La Verónica, El Calvario, el Santo Sepulcro y Ntra. Señora de los Dolores. En estos tres actos los cofrades visten túnica blanca y capirote y capa azul, recordando estos colores a la titular de la corporación: La Inmaculada Concepción. El Domingo de Resurrección desfila con Jesús Resucitado, Ntra. Señora de la Alegría, Lignum Crucis y el Sepulcro Abierto, desfilando los hermanos sin capirote ni capa, acompañando la túnica blanca con una esclavina azul. Además, debido a su carácter sacramental, celebra en la octava del Corpus Christi la procesión del Santísimo Sacramento por el Campo de San Francisco.






Otras entradas:

Jesús Resucitado (aquí)
Virgen de los Dolores (aquí)

domingo, 27 de enero de 2013

Nuestra Señora del Espino, Patrona de Soria



Félix de Frutos, 1953
Parroquia de Nuestra Señora del Espino
Soria


Réplica de la primitiva imagen de la patrona de Soria, perdida en un incendio en 1952, que acabó también con el antiguo retablo de estilo churrigueresco. La antigua talla se fechaba en torno a los siglos XIV o XV, de rostro "moreno", que con el paso del tiempo fue revestida con ricas telas. Su leyenda sigue el prototipo de la época de la Reconquista: imagen que se dice muy antigua, venerada antes de la invasión musulmana, ocultada en unas peñas y nuevamente aparecida a un pastor sobre un espino. Antiguamente recibía la advocación de Covaleda, vinculándola también con dicho pueblo de la provincia soriana. Su devoción se encuentra ya registrada en el s.XIII, siendo un santuario muy visitado y con un amplio servicio eclesial, teniendo un pequeño cabildo de sacerdotes que atendían la iglesia. Su patronazgo sobre la ciudad aparece registrado en el siglo XVII, celebrándose desde antiguo su fiesta el 15 de agosto. Junto a su templo, se ha incorporado el cementerio municipal. 



La foto antigua procede de "Artistas y artífices sorianos de los siglos XVI y XVII (1509 - 1699)" Miguel Lasso de la Vega. 1948.

sábado, 26 de enero de 2013

La lanzada o Longinos






Ramón Álvarez, 1868 
Real Cofradía del Santo Entierro 
Zamora










Grupo escultórico tallado por el imaginero local Ramón Álvarez para la cofradía del Santo Entierro y que sustituyó a otro anterior de papelón con las mismas imágenes, y cuyo crucificado se venera en la iglesia de San Antolín con el nombre de Cristo del Calvario. Es ésta la advocación original de dicho grupo, conociéndose tal escena desde el s. XVII, y al introducirse el caballo de Longinos cambió la advocación. El actual grupo fue bendecido el Lunes Santo, 6 de abril de 1868, en la parroquia de San Esteban, realizando su primer desfile el Viernes Santo de dicho año y homenajeando durante la procesión a su autor ante su casa de la cuesta de Balborraz, por donde todavía pasaba la cofradía. Hasta 1955 fue cargado a hombros, año en el cual se decide ponerlo a ruedas, recuperándose la carga hace unos años. La mesa se compone de dos partes: la alta, obra de Julio Gómez de 1928 y la baja de Ricardo Flecha de 1998. 

La Real Cofradía del Santo Entierro se funda en 1593 con carácter gremial, en este caso el de sederos y tejedores. Se erige canónicamente en la iglesia de San Esteban, organizando el sermón del Descendimiento con un Cristo articulado, que posteriormente era introducido en una urna iniciando así la procesión con el resto de las imágenes (costumbre recuperada en 2011). Antes del s.XVIII la cofradía comienza a experimentar una fuerte crisis, llegando a desaparecer en dicho siglo, aunque la procesión continuaba saliendo a la calle organizada por los fieles de San Esteban. En 1771 se recupera la cofradía y retorna a la actividad. Por Real Orden del 9 de septiembre de 1925, el rey Alfonso XIII le concede el título de Real. Los pasos que desfilan cada tarde de Viernes Santo en la procesión de la cofradía son: La Magdalena, La conversión del Centurión, La lanzada o Longinos, Cristo de las Injurias, El descendimiento, la Piedad, El descendido, La conducción al sepulcro, San Juan y Nuestra Señora, Retorno al sepulcro, La Urna y la Virgen de los Clavos. Los cofrades visten túnica y caperuz de terciopelo negro, portando la medalla de la cofradía y una vara con la Cruz y el sudario.


Bibliografía:

Historia de la Real Cofradía del Santo Entierro. Florián Ferrero Ferrero. Zamora, 1987. 


Otras entradas: 


 La Magdalena (aquí)


 La conversión del Centurión (aquí)


 Cristo de la Injurias (aquí)


 El descendimiento (aquí)


 El descendido (aquí)


 La Piedad (aquí)


 La conducción al sepulcro (aquí)


 San Juan y Nuestra Señora (aquí)


 El retorno del sepulcro (aquí)


 Cristo Muerto - La Urna (aquí)


 La Virgen de los Clavos (aquí)


Reportajes:

 

La Semana Santa de Zamora en el siglo XVII (aquí)



Ramón Álvarez, imaginero (aquí)



13 - 11 - 2010 REPORTAJE: "Escenas de Pasión" - JMJ (aquí y aquí)



22 - 04 - 2011 SEMANA SANTA 2011: Traslado del Santo Entierro (aquí)



22 - 04 - 2011 SEMANA SANTA 2011: El Santo Entierro (aquí y aquí)

jueves, 24 de enero de 2013

Santo Cristo de Morales



Anónimo, s.XIII - s.XIV
Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción
Morales del Vino (Zamora)


Desde finales del s. XV se tiene constancia de un templo a media legua de Morales, en el camino de Zamora, donde se venera la imagen de un crucificado gótico y cuya devoción está extendida por toda la comarca del Vino y la capital. La tradición cuenta que fue comprado por un campesino en el palacio del Obispo, que se apiadó del abandono de la imagen. Al traerla a su pueblo, el carro donde lo portaba paró milagrosamente, sin que hubiera forma de moverlo. Así se entendió que era la voluntad de Dios de que el Cristo fuera venerado en ese mismo lugar, donde se levantó la ermita.

Originariamente, la imagen del Santo Cristo formaba un calvario con las imágenes de la Virgen y san Juan, las cuales fueron enterradas en 1700 por mandato episcopal, ante el mal estado de ambas. El Cristo vestía faldón y peluca, adornos propios de la época del barroco. El retablo actual donde se venera al santo Cristo es obra del maestro Rojas, terminado entre los años 1734 y 1737. Tenemos constancia desde el siglo XVII de la existencia de una cofradía de la Santa Vera Cruz que celebraba en la ermita su fiesta el 3 de mayo, ocupándose de su culto y mantenimiento, así como del ermitaño que se ocupaba de las limosnas. La primera vez que se celebró la fiesta de san Gregorio, el 9 de mayo, fue en 1678, debido a la ruina de la ermita de dicho santo, aunque todavía la fiesta principal era la propia de la cofradía. A lo largo de la primera mitad del siglo XVIII, la cofradía va perdiendo fuerza al ir cediendo la administración de la ermita a los párrocos y capellanes nombrados por el Obispo. Cuando la cofradía desaparece, se deja de celebrar la fiesta de la Santa Cruz, quedando como celebración principal el 9 de mayo. Al margen de esta fiesta, pervive la tradición de la rogativa de San Marcos, que realiza el pueblo de Villaralbo todos los años el 25 de abril.

La imagen del santo Cristo no suele participar en procesiones ni rogativas, y solo en ocasiones muy especiales ha sido trasladado a la parroquia de Morales del Vino o al exterior de la ermita. Tenemos constancia de las siguientes celebraciones y traslados extraordinarios:

En 1626, el 30 de septiembre, se trasladó el santo Cristo desde la parroquia a la ermita, al finalizar las obras de reconstrucción del templo.
En 1696 y 1726, por obras en la ermita, se llevó la imagen a la parroquia, entronizándose de nuevo solemnemente al finalizar estas.
En 1748, se llevó el Cristo a Morales por el estado ruinoso de una de las paredes de la capilla mayor, volviendo en solemne traslado en 1751.
En 1764, existe un traslado y celebración de novenas en honor del Santo Cristo en la parroquia de Morales.
En 1809, el 14 de febrero, se traslada la imagen al pueblo debido a la invasión de las tropas francesas, recibiendo culto en la parroquia hasta el 12 de noviembre de 1814, cuando se traslada de nuevo a la ermita.
En 1856, hubo dos rogativas a la ermita por el cólera que sufría la población.
En 1858, el 23 de mayo, hubo una rogativa a la ermita por la sequía.
En 1909, el 25 de septiembre, hubo una gran peregrinación de diversos pueblos tras la celebración de santas misiones. De Zamora, la cofradía de la Santa Vera Cruz, acudió con sus imágenes de devoción, el Nazareno y la Virgen Dolorosa. Los otros pueblos, acudieron también con todas sus cofradías y autoridades, concentrándose miles de peregrinos. Para la celebración de la Misa, se sacó al Santo Cristo al exterior, y desde un altar con dosel, presidió los oficios. 
En 1938, el 27 de marzo, se organiza una rogativa en plena Guerra Civil, pidiendo por el final de la guerra y la victoria del bando nacional. En esta rogativa participan el Nazareno de la Vera Cruz y la Virgen de la Soledad de la Congregación, ambas de la capital.
En 1945, se sacó la imagen del santo Cristo al exterior de la ermita para presidir una rogativa por la sequía.


Bibliografía:

Historia de la Ermita del Santo Cristo de Morales. Zacarías García Prieto. 2004.


Otras entradas:

09 - 05 - 2014 REPORTAJE: Romería del Cristo de Morales (aquí)

miércoles, 23 de enero de 2013

Nuestro Padre Jesús Nazareno



Juan Antonio de la Peña o Alonso de Rozas, s. XVII 
Insigne Cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno 
Valladolid 


Imagen titular de la cofradía que sustituyó a la anterior talla tras el pleito que en 1684 obliga a la cofradía a devolver sus pasos a la Orden de San Agustín. Su autoría no está clara, aunque sigue el modelo de la anterior efigie, a día de hoy identificada con la imagen central del paso Camino del Calvario. Desde el s.XVIII, la talla era revestida con diversas túnicas, costumbre que se abandonó en la década de los 20 del pasado siglo. Preside el altar principal de la iglesia penitencial de la cofradía, donde miles de vallisoletanos lo veneran cada primer viernes de marzo. Es alumbrado por su hermandad en las procesiones del Vía Crucis del Miércoles Santo, portado a hombros de sus hermanos, y en la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor en la tarde-noche del Viernes Santo, desfilando en esta ocasión en una carroza a ruedas.

La cofradía se funda en 1596 en el seno de la Orden de San Agustín, organizando una procesión de penitencia en la mañana del Viernes Santo. Las relaciones con la Orden fueron cada vez más tensas, hasta que la cofradía decide trasladarse a una capilla propia, motivo que desencadena el pleito que acabará en 1684 con la devolución de todos sus pasos a la Orden, por lo cual la cofradía tendrá que encargar nuevas imágenes. Con iglesia penitencial propia, se sabe que en 1665 ya están construidos los cimientos del nuevo templo, realizando a lo largo de los siglos diferentes reformas, afectándole especialmente la reforma urbanística del entorno de la Plaza Mayor de finales del s.XIX. La cofradía tiene como titular la imagen de Jesús Nazareno, desfilando también con el Cristo de la Agonía, y aunque actualmente no participen en ninguna procesión (sí lo hicieron en momentos determinados de la historia de la hermandad), también rinde devoción al Cristo del Despojo y a la Virgen de la Soledad y Sacro Monte Calvario. Organiza las procesiones del Vía Crucis el Miércoles Santo y la Peregrinación del Silencio en la noche del Jueves Santo, además de participar en la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor con su imagen titular. En 1994 la hermandad es agregada a la Archicofradía del Silencio de Sevilla, jurando defender el dogma de la Inmaculada Concepción, asumiendo en sus desfiles símbolos concepcionistas como la espada y el cirio. Los cofrades visten hábito, compuesto de túnica y capirote de terciopelo morado con galón dorado en la parte frontal, bajos y bocamangas que van adornadas con encaje de color blanco y botones forrados de la misma tela. Se completa con cíngulo amarillo, guantes blancos, zapatos y calcetines negros. Además se caracterizan por ir en sus procesiones con las manos cruzadas sobre el pecho.




Otras entradas:

La Semana Santa de Valladolid en el siglo XVII (aquí)
Camino del Calvario (aquí)

Cristo de la Agonía (aquí)
Virgen de la Soledad y Sacro Monte Calvario (aquí)
Sed Tengo (aquí)

31 - 03 - 2010 SEMANA SANTA 2010: Vía Crucis (aquí)

lunes, 21 de enero de 2013

Nuestro Padre Jesús de la Pasión





Damián Villar, 1945
Hermandad Dominicana del Stmo. Cristo de la Buena Muerte, Ntro Padre Jesús de la Pasión, 
Ntra Sra de los Dolores y Ntra. Sra. de la Esperanza
Salamanca




Nazareno que recibe la advocación de Pasión, emulando la venerada imagen sevillana tallada por Montañés. Era anteriormente al año 2000 una imagen de candelero, siendo posteriormente transformada por Javier Roán, quien le talló un cuerpo anatomizado. La talla se venera en la Iglesia Conventual de San Esteban, de la Orden de Predicadores (Dominicos), desfilando en la madrugada del Viernes Santo y presidiendo también un vía crucis durante la Cuaresma por los alrededores de la iglesia. Su fiesta se sigue celebrando como antiguamente el domingo anterior al Domingo de Ramos. Desfila sobre una carroza tallada en madera, dorada y con cartelas en relieve sobre la Pasión.

La Hermandad Dominicana se funda en 1944, realizando su primer desfile con el Cristo de la Buena Muerte, propiedad del convento de san Esteban de los padres dominicos, donde establece su sede, y Nuestra Señora de los Dolores, talla venerada en la catedral de Salamanca. En 1945 adquieren dos tallas más, Ntro. Padre Jesús de la Pasión, obra de Damián Villar y la Virgen de la Esperanza, de González Macías, posteriormente sustituida por otra de Damián Villar en 1952. La cofradía se divide en cuatro secciones teniendo cada cual como titular uno de los cuatro pasos. Las secciones de Pasión y Buena Muerte visten capirote negro, la Piedad rojo y la Esperanza verde, teniendo en común el resto: túnica de lienzo crudo con botonadura negra, ceñido con cíngulo de siete vueltas de esparto y capa de raso negro. Desfilan cada madrugada de viernes santo, estableciendo su salida a las cinco de la mañana.




Bibliografía:

Semana Santa Salmantina. Historia y guía ilustrada. Francisco Javier Blázquez y Luis Monzón. 1992.


Otras entradas:

Cristo de la Buena Muerte (aquí)
Nuestra Señora de los Dolores (aquí)
Nuestra Señora de la Esperanza (aquí)

20 - 03 - 2010 REPORTAJE: Vía Crucis de Jesús de la Pasión (aquí)

domingo, 20 de enero de 2013

Nuestra Madre y Señora de la Merced



Sebastián Santos Rojas, 1966
Archicofradía del Santísimo Sacramento, Pontificia y Real de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Pasión y Nuestra Madre y Señora de la Merced
Sevilla


Imagen cuya advocación proviene de la Orden de la Merced, en cuyo convento se funda esta hermandad y donde estuvo radicada hasta 1840. La actual talla se encarga para sustituir la anterior imagen, que era en realidad una santa Rosa de Lima transformada en dolorosa. En el palio es acompañada por una imagen de san Juan, obra de Juan de Astorga de 1862. Tanto el manto de salida como el palio, todo ello en color azul, fue bordado por Carmen Capmany. En la delantera del paso, resalta una imagen de la Inmaculada en marfil, obra filipina del s.XIX. La corona que luce en la estación de penitencia es de Cayetano González de 1959. 

La hermandad se funda en el s.XVI en el convento de la Merced a imitación de la cofradía vallisoletana del mismo nombre. En 1584 se le une la hermandad del Hospital de Nuestra Señora de la Merced, advocación que tomará su dolorosa. En dos ocasiones tuvo que abandonar su primera sede: la primera con la invasión francesa y la segunda tras la conversión del convento en Museo en 1840. Así irá recorriendo diferentes templos de la ciudad hasta recalar en la Iglesia Colegial del Salvador, donde en 1918 se fusionó con su cofradía Sacramental, tomando posesión de su capilla y trasladando allí a sus titulares en 1920, donde a día de hoy reciben culto.Tiene una fuerte vinculación con la Casa Real: desde Isabel II ostenta este título, perteneciendo a la hermandad doña María de las Mercedes y su hijo, el rey Juan Carlos I. Los cofrades visten en su estación de penitencia cada Jueves Santo, túnicas negras de ruan con cola, cinturón y cíngulo de esparto, con el emblema de la Merced en el antifaz.


Bibliografía:

Compendio de las cofradías de Sevilla. Jesús Luengo Mena. Espuela de Plata. 2007.

Web oficial de la Archicofradía Sacramental de Pasión (aquí)





Otras entradas:

Nuestro Padre Jesús de la Pasión (aquí)

27 - 09 - 2010 REPORTAJE: Besamanos y triduo de la Virgen de la Merced (aquí)
17 - 02 - 2013 VÍA CRUCIS MAGNO: Pasión (aquí)
17 - 04 - 2014 SEMANA SANTA 2014: Pasión (aquí)
28 - 03 - 2015 REPORTAJE: Besapies de Jesús de la Pasión (aquí)