viernes, 20 de mayo de 2011

Cristo de las Injurias




Anónimo, s.XVI
Ilmo. Cabildo de la S.I. Catedral / Real Hermandad del Stmo. Cristo de las Injurias - Cofradía del Silencio / Real Cofradía del Santo Entierro
Zamora


Crucificado venerado en la capilla de San Bernardo de la S.I. Catedral de Zamora, siendo propiedad del cabildo de dicho templo. Es el titular de la Real Hermandad del Santísimo Cristo de las Injurias - Cofradía del Silencio, aunque comenzó desfilando en 1902 en la procesión de la Real Cofradía del Santo Entierro, en cuyo cortejo sigue participando. La autoría de la talla se desconoce, aunque tradicionalmente se le ha atribuido a Gaspar Becerra. Esta atribución, fundamentada en su identificación con un crucificado proveniente del antiguo convento de santa Marta de los Jerónimos, ha sido discutida por diversos especialistas, que señalan a autores tan diversos como Balmaseda, Berruguete, Jacobo Florentino, Diego de Siloe o Arnau Palla. Sobre la imagen, existen diversas leyendas, como la que narra su llegada desde Granada, tras haber sido injuriado por unos moriscos, o también la que habla de un caballero que juró en falso sobre unos amores ilícitos con una dama ante esta imagen de Cristo, desapareciendo milagrosamente como castigo debido a su pecado. Se considera que el paño de pureza es una aportación moderna, atribuida al imaginero local Ramón Álvarez, llegando a señalar que la imagen fue venerada en el pasado completamente desnudo. Actualmente desfila en la tarde del Miércoles Santo con su cofradía titular, participando también en la primera parte de la procesión del Santo Entierro, quedando ya recogido en la Catedral.

La cofradía del Silencio se funda en 1925 con el fin de solemnizar lo que fue la procesión popular que trasladaba al Cristo de las Injurias de la Catedral a la iglesia de San Esteban, donde partía la procesión del Santo Entierro en la cual participaba desde 1902, suspendiendo sus salidas poco años después ante la negativa del Cabildo a seguir prestando la talla. En 1925 por tanto se recupera la presencia de este crucificado en la Semana Santa de Zamora organizando esta procesión que se desarrollaba a continuación de los llamados Oficios de Tinieblas tradicionales de dicha jornada. El acto del Juramento del Silencio comenzó celebrándose en el interior del templo, para posteriormente desplazarse al atrio de la Catedral y más tarde a la Plaza, debido al gran número de cofrades que se concentran. En el desfile también participan unos clarines que llaman al silencio, así como se portan en unas andas pebeteros de gran tamaño que inciensan durante la procesión. La cofradía adquirió el título de Real en 2009. Los cofrades visten túnica de estameña blanca con caperuz rojo, decenario y hachón.





Otras entradas: 

La Magdalena (aquí)
La conversión del Centurión (aquí)
La lanzada - Longinos (aquí)
El descendimiento (aquí)
El descendido (aquí)
La Piedad (aquí)
La conducción al sepulcro (aquí)
San Juan y Nuestra Señora (aquí)
El retorno del sepulcro (aquí)
Cristo Muerto - La Urna (aquí)
La Virgen de los Clavos (aquí)

19 - 02 - 2011 REPORTAJE: Restauración del Cristo de las Injurias (aquí)
15 - 08 - 2011 REPORTAJE: Procesión de la Virgen del Tránsito (aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario