viernes, 29 de junio de 2012

Santa Marta




Sebastián Santos Rojas, 1950
Real, Muy Ilustre y Venerable Hermandad del Santísimo Sacramento, Inmaculada Concepción, Ánimas Benditas y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Caridad en su Traslado al Sepulcro, Ntra. Sra. de las Penas y Santa Marta 
Sevilla


Imagen de Santa Marta, titular de la cofradía del mismo nombre, radicada en la parroquia de San Andrés. La hermandad pidió a su autor que realizara una imagen que pudiera ser concebida como de Pasión y de gloria, ya que se pretendía tanto su veneración como imagen independiente y su incorporación al misterio del Traslado al Sepulcro. Fue bendecida en 1950 en la antigua sede de la cofradía, la parroquia de San Bartolomé. La imagen porta habitualmente los atributos propios de su advocación: el acetre y el hisopo, que recuerdan “La Leyenda Dorada” de Jacobo de la Vorágine, los cuales le son cambiados en Semana Santa por los tres clavos, introduciéndola en el misterio que representa el grupo.

Santa Marta era hermana de Lázaro y María, familia muy vinculada al Señor. Su casa fue frecuentemente visitada por Cristo y sus discípulos, al estar situada cerca de Jerusalén, en el cercano pueblo de Betania. Los evangelios de Lucas y Juan cuentan diversos episodios de la vida de santa Marta y su familia, llegando a decir que "Jesús amaba a Marta y a su hermana María y Lázaro" (Jn 11,5). Marta era la encargada del hogar de Lázaro, contando los evangelios el episodio en el cual Marta se queja ante Jesús de la falta de ayuda por parte de su hermana, recibiendo como respuesta: "Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. María ha elegido la parte buena, que no le será quitada." (Lc 10, 41-42). Igualmente, Marta aparece en el episodio de la resurrección de Lázaro, en el cual resalta su profesión de fe en el carácter mesiánico del Señor. Tras la resurrección del Señor, solo tenemos testimonio de su vida a través de leyendas, como la que dice que siendo expulsada junto con sus hermanos de Israel, llegaron en barca a Francia, a una zona entre Aviñón y Arles. Los hermanos se dedicaron a evangelizar la zona, dedicándose a la predicación, las obras de caridad y a la oración. Un día, los habitantes de un cercano pueblo, le pidieron a la santa que les ayudara contra un dragón llamado la Tarasque, contra el cual santa Marta lució la Cruz del Señor y roció a la bestia con agua bendita, venciéndola así. En 1187 aparecieron sus pretendidas reliquias en Tarascón, donde se veneran en su santurario.

La hermandad se funda en 1946 en el seno del Sindicato de Hostelería, con un marcado carácter caritativo. Dos años después se transforma en hermandad de gloria, estableciéndose en la parroquia de San Bartolomé, aprobándose sus primeras reglas como hermandad de penitencia al año siguiente, estableciendo su estación de penitencia el Lunes Santo, jornada en la que desde 1953 desfila. En 1952 se trasladó a la parroquia de San Andrés, donde en 1982 se fusionó con la Cofradía Sacramental de la parroquia, fundada en la segunda mitad del s.XVI. Los cofrades visten túnica negra de cola, con cíngulo franciscano blanco, sandalias con calcetines negros y escudo bordado sobre el antifaz.




Otras entradas:

Traslado al Sepulcro (aquí)

16 - 02 - 2013 REPORTAJE: Quinario del Cristo de la Caridad (aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario