viernes, 9 de diciembre de 2011

Virgen de los Remedios




Anónimo, s.XV
Iglesia de San Julián y Santa Basilisa
Salamanca


Imagen de alabastro muy venerada antiguamente en la ciudad. Cuenta la tradición que fue hallada en el s.XV en dos mitades: una encontrada en una excavación en los portales del trigo, y otra en un pozo cercano a la iglesia de San Julián, lo que motivó la creencia que era una de las imágenes ocultadas tras la invasión musulmana en la época de los visigodos. La imagen fue primero venerada en un altar del lado de la epístola, y posteriormente, en 1665, en pleno auge de su devoción, fue entronizada en el altar mayor del templo. Prueba de su extendida devoción, fueron las diversas rogativas en las que protagonizó procesiones y traslados a la Catedral, con asistencia del Concejo y la Universidad, como en 1626 por la Langosta o en 1750 por la sequía. Aunque oficialmente la patrona de la ciudad es la Virgen de la Vega, la devoción a la de los Remedios fue tan fuerte, que en diversos tiempos fue considerada también copatrona de ciudad. Igualmente, recibió numerosas limosnas de los salmantinos emigrados a América, recogidas por el llamado Buen Clérigo, con fama de santidad, enterrado en el templo. En el s.XVIII, se formó una Esclavitud aprobada por el papa Benedicto XIV, actualmente extinta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario