domingo, 26 de enero de 2014

Nuestra Madre y Señora del Patrocinio




Luis Álvarez Duarte, 1974
Pontificia, Real e Ilustre Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración y 
Nuestra Madre y Señora del Patrocinio 
 Sevilla


 



Actual imagen de Nuestra Señora del Patrocinio, que vino a sustituir la antigua dolorosa perdida en el incendio fortuito que sufrió la capilla el 26 de febrero de 1973. Álvarez Duarte intentó copiar los rasgos de la imagen perdida, una talla que se adquirió en 1921 para sustituir a la primitiva. La advocación le proviene de la titular letífica de la hermandad, unida a la penitencial de la Expiración en 1689. Tanto el palio como el manto de salida (terciopelo burdeos), fueron diseñados por Herminia Álvarez Urdell y realizados en los talleres de Olmo en 1923, presentando un original diseño orientalista. Resalta en el conjunto del paso la imagen de la Virgen de Rocío en plata, así como la corona que porta la Virgen en la estación de penitencia de la tarde del Viernes Santo, labrada por los talleres de Marmolejo en 1974. La imagen se venera en la basílica del Cristo de la Expiración, en un retablo propio en el crucero, del lado del evangelio.  

La actual hermandad es el resultado de la fusión en 1689 de dos hermandades diferentes: la de gloria de Nuestra Señora del Patrocinio y la de penitencia del Cristo de la Expiración y Nuestra Señora de la Paz. La primera rendía devoción a una pequeña imagen de gloria de la Virgen, según la leyenda, encontrada en un pozo o cueva. También existe la posibilidad que sea heredera de una antigua hermandad de negros fundada en 1584, que veneraban a la Virgen del Rosario, la cual acabó extinguiéndose, siendo refundada por blancos tiempo después. Esta hermandad estaba íntimamente ligada a la figura de Felipe IV, el cual visitó la capilla, siendo defensor de la advocación del Patrocinio, consiguiendo la institución de dicha fiesta en el segundo domingo de noviembre. La hermandad del Cristo de la Expiración se fundó en 1680, tomando por titular la imagen de un nazareno. Inició su estación de penitencia a la iglesia de Santa Ana de Triana, un Miércoles Santo, cambiando la jornada por el Jueves y definitivamente el Viernes Santo, cuando posiblemente tome como advocación la Expiración de Nuestro Señor y decidiera cambiar de titular y encargar a Gijón un crucificado. En 1846 atravesará por primera vez el Puente de Barcas para hacer estación por primera vez en la Catedral de Sevilla. La hermandad se caracteriza por la defensa de la creencia en la Mediación de María en todas las gracias, destacando la insignia que en 1926 se elaboró: el Mediatrix. En 1960 se bendijo un nuevo templo anexo a la capilla del Patrocinio, que pasó a ser capilla sacramental. Al nuevo templo se le concedió el título de Basílica Menor en 2012. Los hermanos visten en la estación de penitencia de la tarde del Viernes Santo con túnica y caperuz negro con el escudo de la cruz de San Juan y capa blanca. 


Bibliografía:

Compendio de las cofradías de Sevilla. Jesús Luengo Mena. 2007.

Glorias religiosas de Sevilla. José Bermejo y Carballo. 1882.

Web oficial de la Hermandad del Cachorro: http://www.el-cachorro.org


Otras entradas:

Cristo de la Expiración (aquí)

17 - 02 - 2013 VÍA CRUCIS MAGNO: El Cachorro (aquí)
31 - 03 - 2013 REPORTAJE: Besapies del Cristo de la Expiración (aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario