miércoles, 17 de abril de 2013

Nuestro Padre Jesús Nazareno




Francisco de Ocampo, 1610
Primitiva Hermandad de los Nazarenos de Sevilla, Archicofradía Pontificia y Real de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén y María Santísima de la Concepción
Sevilla


Titular de la hermandad de El Silencio que destaca por el rasgo iconográfico de llevar la cruz al revés, abrazado a ella. Esta característica nos refiere a los antiguos grabados del Renacimiento, meditaciones sobre la Pasión que mostraban al Señor abrazado a la Cruz como gesto de meditación y de inicio de la Redención. La imagen se viste con diversas túnicas bordadas, destacando la túnica de salida, traspasada en 2001 a un nuevo terciopelo de Lyon. La Cruz con la que desfila está revestida con planchas de carey con cantoneras de plata, obra del siglo XVII. El paso sobre el que desfila es una obra de 1903, diseñado por Manuel Ordóñez y tallado y dorado por José Gil y Juan Luis Guerrero. Los ángeles ceroferarios son de Pedro Duque de 1720. Desde el siglo XVI, la imagen del Nazareno se veneraba en la capilla del Crucificado de la Real Iglesia de San Antonio Abad, que mudó la advocación al entronizarse en dicha capilla esta imagen, pasando ya en el siglo XX al retablo principal del templo.

Aunque existen diversas fechas sobre la fundación de esta hermandad, tradicionalmente se ha señalado el año 1340, siendo aprobados sus primeras reglas en 1356, estableciendo ya su procesión en la madrugada del Viernes Santo. En sus primeras procesiones hacían estación de penitencia a las afueras de la ciudad, más allá de la puerta de la Macarena, vistiendo sus hermanos túnicas moradas con pelucas de cáñamo y coronas de espinas. Su primera sede fundacional fue la iglesia de Ommium Sanctorum, variando de templo a lo largo de los siguientes siglos hasta que en 1579 adquieren la capilla del Crucificado de la iglesia de la orden de San Antón, siéndoles donado por Carlos IV todo el conjunto de la Real Iglesia en 1793, tras la extinción de la orden de los Antoninos unos años antes. Pero si existe una fecha relevante en la historia de esta cofradía es el año 1615, cuando la cofradía establece el voto de sangre en defensa de la Inmaculada Concepción de santa María, siendo la primera cofradía en establecer dicho juramento. Los símbolos de dicho voto son el cirio y la espada como luz y defensa de dicho misterio tras la bandera blanca. En 2009 se incorporó a este voto el juramento de defensa de la vida, desde su concepción hasta su muerte natural. Carlos III le otorgó el título de real y en 1824 el Papa León XIII le otorgó el título de archicofradía. Los cofrades visten túnica negra de cola con cinturón de esparto y antifaz del mismo color.






Otras entradas:

María Santísima de la Concepción (aquí)

18 - 04 - 2014 SEMANA SANTA 2014: El Silencio (aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario