martes, 23 de abril de 2013

María Santísima en su Soledad




Anónimo, 1600
Pontificia y Real Hermandad Sacramental, Nuestra Señora de Rocamador, Ánima Benditas, Beato Marcelo Espínola y Primitiva Cofradía de Nazarenos de María Santísima en su Soledad
Sevilla


Es una de las dolorosas más antiguas de Sevilla, que fue durante los siglos XVII y XVIII una de las devociones de referencia de la ciudad, muy vinculada a la nobleza local. La imagen presenta la iconografía propia de la Soledad, sosteniendo en una mano los atributos de la Pasión: corona de espinas y los clavos. Aunque antiguamente desfilaba bajo palio (1606), actualmente lo hace sobre un hermoso trono neobarroco diseñado por Santiago Martínez en 1951, realizado en los talleres de Francisco Ruiz Rodríguez. Sobre el mismo, además de la imagen de la Virgen, aparece la cruz con el sudario, en la cual todavía están apoyadas las escaleras. Viste en la estación de penitencia, manto negro bordado por Josefa Antúnez, estando la Virgen coronada por una diadema de oro del taller de Viuda de Villarreal de 1978. La talla es venerada en la parroquia de san Lorenzo, en la antigua capilla de la Divina Pastora (ahora en el convento de san Antonio).

La actual cofradía es resultado de la fusión de cuatro hermandades diferentes: Virgen de la Soledad, Sacramental de san Lorenzo y de san Juan de Acre, Rosario de Nuestra Señora de Rocamador y la de Ánimas de san Lorenzo. Las reglas de la hermandad de la Soledad fueron aprobadas en 1557, estableciendo su sede canónica a partir de 1575 en la Casa Grande del Carmen, donde construyó capilla propia. Será a partir de 1868 cuando se establezca en la parroquia de san Lorenzo, tras haber perdido la mayor parte de sus bienes y su capilla. Durante siglos la hermandad hizo estación de penitencia en la tarde del Viernes Santo, pero será a partir de 1956, como consecuencia de la reforma litúrgica cuando cambie de día y se pase al Sábado Santo. En 1963, la hermandad inició una costumbre que luego se extendió al resto de hermandades sevillanas: el sobre de Caridad. Cada cofrade, antes de la estación de penitencia, entrega su sobre con su limosna, siendo todos ellos depositados a los pies de la Virgen en su paso. Los títulos que ostenta se los concedió Felipe II, quién visitó personalmente la capilla de la hermandad, y Clemento VIII, que le concedió el título de pontificia. Los cofrades visten túnicas de cola blancas con caperuz, escapulario, manguitos y cíngulos negros.









Otras entradas:

Nuestra Señora de Rocamador (aquí)

15 - 02 - 2013 REPORTAJE: Quinario de la Soledad de San Lorenzo (aquí)
04 - 04 - 2015 SEMANA SANTA 2015: Soledad de San Lorenzo (aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario