martes, 4 de enero de 2011

Jesús Rescatado




Anónimo, s.XVII
Congregación de Jesús Divino Redentor Rescatado y
Ntra. Sra. de las Angustias
Salamanca


Talla de Jesús Nazareno cuya iconografía está vinculada a la Orden Trinitaria, dedicada al rescate de cautivos presos en cárceles musulmanas. De hecho, el Señor lleva en su pecho el escapulario de dicha orden, cuyos vínculos con la cofradía, sobre todo en el pasado, fueron muy intensos. La tradición cuenta que esta imagen fue rescatada (de ahí su advocación) de manos musulmanas tras el ataque a alguno de los enclaves españoles en el norte de África. Tras su liberación, presos e imágenes fueron trasladado a Madrid donde se celebró solemnes cultos, a cuya finalización los presos fueron devueltos a sus familias y las imágenes repartidas por el país, viniendo ésta a Salamanca, a la Trinidad Descalza. Aunque comenzó desfilando en septiembre como conmemoración de su llegada a la ciudad, tenemos constancia de su incorporación a la procesión general del Santo Entierro en 1868, cuando desde Roma se da permiso a sus congregantes a vestir túnica morada, siendo posible que ya desfilara con anterioridad. La imagen se venera en el altar mayor de la Iglesia de la Santísima Trinidad o de San Pablo, advocación de la parroquia que se trasladó al templo a finales del s.XIX. En 1948 se reformó dicho altar para elevar la imagen (pues anteriormente estaba a menor altura), construyendo unas escaleras que permitieran a los devotos venerar la talla. Actualmente, durante la procesión general del Santo Entierro, Jesús Rescatado desfila entre el paso de La Caña y Jesús con la Cruz a cuestas.

La cofradía se funda en el seno de la Confraternidad Trinitaria en 1686, con el objeto de dar culto a la imagen de Jesús Rescatado que acababa de llegar de Madrid. La vinculación con esta tercera orden de la Trinidad fue muy intensa, de forma que una vez que desaparece, es la propia cofradía quien en 1796 solicita su reinstauración, fusionándose con ella y formando la "Congregación de la Santísima Trinidad bajo la advocación de Nuestro Padre Jesús Divino Redentor Rescatado". En 1885 se creó dentro de la propia cofradía la Congregación de Nuestra Señora de las Angustias, asociación de señoras que acompañaban esta imagen cada Viernes Santo vestidas con el escapulario trinitario aunque sin túnica. En la actualidad la cofradía sigue participando en la procesión del Santo Entierro con sus dos titulares, encontrándose con la Congregación del Nazareno de San Julián camino de la capilla de la Vera Cruz, donde se forma el cortejo, pero una vez pasada la Plaza Mayor se despide de la anterior cofradía y retorna a San Pablo. Los cofrades visten túnica morada con capillo y corona de espinas, además de cíngulo al cuello y a la cintura y escapulario trinitario.






* La foto antigua pertenece a la revista Christus de 1943.


Otras entradas:

Nuestra Señora de las  Angustias (aquí)

2 comentarios:

  1. ¡Qué bonito el Cristo de Salamanca! Desde siempre quise ver al Cristo, y, cuando por fin pude...
    Estar delante del Rescatado, ante su mirada...me quedo sin palabras.

    ResponderEliminar
  2. Es una devoción histórica, de sabor añejo, de primer viernes de marzo... a mí me gusta verlo en el silencio de cualquier tarde, y con toda la tranquilidad, subir y besar su pie y quedarse un ratito en su camarín. Ya tenía ganas de poder publicar alguna foto suya.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar