lunes, 3 de mayo de 2010

Jesús Yacente




Francisco Fermín, 1636
Penitente Hermandad de Jesús Yacente
Zamora


Talla ideada para la capilla funeraria de don Nicolás Enríquez, Oidor de la Real Chancillería de Valladolid y su mujer, situada en el antiguo Convento de San Ildefonso, de los dominicos de la capital zamorana. Aunque durante mucho tiempo se consideró una obra de Gregorio Fernández, se halló el contrato de dicha obra, que esclareció su autoría, siendo de un discípulo del escultor gallego: Francisco de Fermín. Tras la exclaustración, la imagen recorrió diferentes templos de la ciudad, siendo depositada en 1853 en el Convento de la Concepción, donde permanecía al culto semiolvidada. Tras la ruina del templo, el Yacente se trasladó a la iglesia de Santa María la Nueva, donde tiene su sede canónica la hermandad y donde se venera la sagrada imagen. La imagen es portada en unas sencillas andas iluminadas por cuatro cirios. 

La hermandad se funda en 1941 tras el descubrimiento de su magnífica talla titular por Dionisio Alba Marcos en la iglesia de las Concepcionistas. Los fundadores de la cofradía estaban vinculados a la Acción Católica, desfilando desde sus inicios en la noche del Jueves Santo. La cofradía se funda con unos ideales de penitencia y austeridad muy marcados, en la línea que posteriormente se consolidará en el resto de cofradías originadas en el s.XX. El momento central de la hermandad es el canto del Miserere en la Plaza de Viriato. Los cofrades visten túnica y caperuz de estameña blanca, fajín y puños morados, portando además un hachón.





Otras entradas:

03 - 03 - 2010 REPORTAJE: Jesús Yacente en la iglesia de San Andrés (aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario