jueves, 16 de febrero de 2012

El expolio



Francisco Díez de Tudanca, 1674
Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno 
León



Única imagen existente del antiguo grupo de El expolio, que representaba el momento en el que Cristo es despojado de sus vestiduras y que tuvo en total cinco figuras. Posiblemente el grupo siguiera el modelo del conjunto escultórico del mismo nombre de la cofradía de Jesús Nazareno de Valladolid. Tras la crisis sufrida por la cofradía en el s.XVIII, los sayones serían retirados, perdiéndose en el incendio del s.XIX del convento de Santo Domingo. Actualmente desfila sobre un trono diseñado por Melchor Gutiérrez en 1985, participando en la Procesión de los Pasos de la mañana del Viernes Santo.

La cofradía se funda en 1611, adquiriendo en propiedad en 1614, una capilla propia en el convento de Santo Domingo. En 1808, en medio de la ocupación francesa de la ciudad, el convento resulta afectado por un incendio, que afecta a la cofradía, la cual pierde su templo, aunque lo intentará recuperar en las siguientes décadas, hasta la desamortización de Mendizábal. Ya durante estos años, la cofradía comienza a celebrar sus cultos en la capilla de Santa Nonia, donde finalmente establecerá su sede canónica. La cofradía celebra su procesión en la madrugada del Viernes Santo, tras la ronda que convoca a sus cofrades a la llamada de "Levantaos hermanitos de Jesús, que ya es hora". Además participa, con su imagen titular, en la Procesión de la Pasión, en la tarde-noche del Lunes Santo. Los cofrades visten túnica de tablones de sarga negra con el emblema en el corazón, capillo negro y cíngulo a la cintura. Los pasos de la cofradía son: La oración en el huerto, El prendimiento, La flagelación, La coronación de espinas, Ecce Homo, Jesús Nazareno, la Verónica, El expolio, La exaltación de la cruz, La crucifixión, Cristo de la Agonía, San Juan y Madre Dolorosa.


Otras entradas:

Nuestro Padre Jesús Nazareno (aquí)
Madre Dolorosa (aquí)
San Juan (aquí)
La flagelación (aquí)


No hay comentarios:

Publicar un comentario