lunes, 3 de enero de 2011

Virgen del Encuentro




Florentino Trapero, 1957
Cofradía de la Santísima Resurrección
Zamora

Fuente: Cofradía de la Santísimo Resurrección - 100 años de
actas y otros documentos 1882-1992


Talla de vestir que desfiló desde 1957 hasta 1984, sustituyendo a una imagen de los talleres de Olot, que curiosamente tras ser reformada, volvió a sustituir a ésta. Además de que la anterior talla no presentaba ningún valor artístico, la cofradía consideraba que para el momento del encuentro entre el Señor y su Madre en la Plaza Mayor era deseable que la imagen de la Virgen fuera de vestir, para que el momento de la pérdida del manto negro fuera más real o impactante. Por ello se encargó esta imagen, vistiéndola con túnica blanca y manto azul, recubierta con velo negro hasta dicho momento. En la fotografía, fechada en 1969, podemos ver a la imagen todavía tocada con manto negro pero revuelto con el manto azul, desfilando sobre la actual mesa que todavía desfila hoy, aunque reformada, siendo tallada en 1963 por Zúñiga.

Existe documentación que atestigua la existencia de una procesión de la Resurrección al menos desde el s.XVI, citando cofradías como la de la Purificación y la del Rosario de la Parroquia de Santa María de la Horta que bien podían ser las antecedentes de la Cofradía de la Resurrección. El desfile se inicia en Santa María de la Horta dividido en dos: el Cristo sube a la plaza por la ciudad vieja mientras que la Virgen asciende por la ciudad nueva. El Encuentro entre el Hijo y su Madre como acto central de la procesión también parece ser muy antiguo, acompañado de las "zuizas" o "suizas" que podrían representar una batalla, conservándose a día de hoy reducidas a los disparos que se lanzan durante el encuentro en la Plaza Mayor. Las imágenes de la Cofradía son Cristo Resucitado y la Virgen del Encuentro. Ambas se encuentran expuestas en el Museo de Semana Santa.


Otras entradas:

Semana Santa de Zamora en el siglo XVII (aquí)

Cristo Resucitado (aquí)
Virgen del Encuentro (aquí)

2 comentarios:

  1. De las tres Virgenes de la Cofradía de la Resurrección , para mí esta es la mejor , yo creo que es la que despertaba mas fervor entre las gentes.

    ResponderEliminar
  2. No sé qué decirte... cuando la vi en persona no me pareció una imagen que pudiera estar a la altura del Resucitado, y mucho menos del otro paso de este autor, la Borriquita. Tiene un rostro poco expresivo, no llama a la devoción. La ocasión perdida fue que Ramón Álvarez no tallar también la Virgen, pero eso ya no tiene remedio. Sea como sea, a mí la de Higinio Vázquez no me desagrada nada. Pero si no está al culto nunca podrá tener devoción.

    ResponderEliminar